Coronavirus

Los coronavirus son una extensa familia de virus, algunos de los cuales puede ser causa de diversas enfermedades humanas, que van desde el resfriado común hasta el SARS (síndrome respiratorio agudo severo). 

Las consecuencias a la salud pública aún son inciertas, no conocemos el comportamiento de este nuevo agente, apenas se inicia con la descripción de las características clínicas y epidemiológicas. 

Continúa la incertidumbre sobre el nuevo patógeno y el espectro de manifestaciones que puede causar, la fuente de infección, el modo de transmisión, el periodo de incubación, la gravedad de la enfermedad y las medidas específicas de control. 

No se puede descartar la aparición de casos adicionales en otras regiones del mundo.

Al 26 de enero de 2020, a nivel mundial se han reportado 2,026 casos confirmados de nCoV-2019 y 56 defunciones. 

• En China se han confirmado 1,988 casos y 56 defunciones.

• Todos los casos notificados fuera de China cuentan con antecedente de viajes recientes a este país, excepto uno de los casos reportados en Vietnam.

Hasta la fecha, se han reportado casos en 12 países fuera de China.

• En México no se han confirmado casos positivos de enfermedad por 2019-nCoV.

• Mediante los procedimientos de diagnóstico por laboratorio, el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológico (InDRE) informa que de los 7 casos sospechosos previamente identificados, ninguno resultó positivo al 2019-nCoV.

• En México se encuentra vigente el “Aviso Preventivo de Viaje a Wuhan, China” con nivel de riesgo ALTO: Evitar viajes no esenciales.

Para disminuir el riesgo de la enfermedad se deben realizar las siguientes medidas universales de prevención*:

• Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o utilizar gel con base de alcohol al 70%.

• Usar la técnica estornudo de etiqueta al toser o estornudar, es decir, cubrirse la nariz y boca con el ángulo interno del brazo.

• No escupir y no tocarse la cara con las manos sucias, sobre todo nariz, boca y ojos.

• Limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común: en casas, oficinas, sitios cerrados, transporte, centros de reunión, etc. 

• Acudir al médico cuando se tienen padecimientos respiratorios (fiebre mayor a 38°C, dolor de cabeza, dolor de garganta, escurrimiento nasal, etc).

• Quedarse en casa cuando se tiene una infección respiratoria y seguir las indicaciones del médico.

• Consumir muchas frutas y verduras, sobre todo amarillas y verdes para reforzar las defensas del cuerpo. 

• De ser posible, evitar contacto con personas que tengan enfermedades respiratorias.

Si tienes alguna duda de la enfermedad o de algún síntoma, no dudes en contactar a nuestro equipo médico en la App Doc Health, ellos te orientarán de forma gratuita.

*Fuente: Dirección General de Promoción de la Salud.